Get Adobe Flash player
Página de Inicio Argos Obra Literaria de Favio Ceballos La deuda de amor creó el tiempo

La deuda de amor creó el tiempo

Por Favio Ceballos

Soñé y amé con locura
Y en tus ojos el desdén
Destruyeron el Edén
Que prepare con ternura.
Después supe con premura
Hacer otro bello sueño
Se, no es grande ni pequeño
Tiene del reino estatura.

Hoy vuela tu alma y la mía
Por ese mundo sin dueño
Mis alas llevan tu nombre

Y en la cruz de la porfía  
De esta paciencia y empeño
Por las noches soy tu hombre.


Amarillas lunas

a Mariam Muiños

Que tanta vida en Verbo se resuma
Como la perla de ese mar profundo
Envuelve todo lo que existe, el mundo
Orbe de plata eterna blanca luna.

Así te veo Marian vida eterna
Sobre tus vidas todas y siempre una
La palabra feliz, tu frente, tu fortuna
Destino de inmortal mirada tierna.

Les presto, dijo Dios, y nació Ella
El tiempo del rosal sabia cultiva.
A todos envuelve su fragancia altiva
Con cintilar en flor, de su alma bella.

También sombra tendrá que sin querella
Cual todo lo que en día pisa el suelo
pasa y en noches largas sin consuelo
Poetisa pétalos que pintó su estrella.


Si osare muerte alguna obrarle mella
Al préstamo Divino sobre fugaz huerto
Un pacto que no admite rosal muerto
A la inútil parca la degüella.

Cuando ausente en largos pensamientos
Se silencia y viaja en blanca paz
Da a luz rayos dorados de su faz
Rocío lagrimal de sus portentos.

Y en la última hoja de su fiel librito
el júbilo sin fin del suyo cantar
Recoge sombras para eternizar
Las gualdas lunas de encendido aromito.


Alas grandes


El universo compone
mundos de tierra y de agua.
En una vasija grande

qué es de lágrima y de barro
cuece la sal ese árbol
para madera del monte
y ese sagrado remonte
por horizontes del mundo
es el aire vagabundo en la música qué esconde
el cuenco alargado y fino
qué compone con sus manos
por su universo divino
de sentimientos humanos.
El compone maravillas
qué acerca hasta tus orillas
con impulso pulmonar
después de su trajinar
por los oficios del hombre
¡buril en mano que asombre!
cuando el pecho se le ensancha
con el hálito de un mantra
hace resurgir de lo hondo
el verbo de todo asombro
para tejer con sus dedos
las melodías de un credo
que nos hacen palpitar.
En su maestría sin par
interpreta el alto anhelo
de América Latina toda.
Desdeña oropel y moda
y le pone voz al vuelo.
De la tierra americana
Cuenta risas y lamento.
De una Sabia luz arcana
Hijo del sol, padre del viento.

Desafió de la copla

a Valentín Puleri Campos

Saber y apreciar se encierran
Mutuamente en el misterio
De la atención, ministerio
De los que alertas alertan.

Si queda una frase abierta
Para la luz de la luna
Entrará buena fortuna
En el alma que despierta.

Y sus verbos medulares
Emocionan nuestra tierra
En el número que encierra
Los mandatos ejemplares.

Saber ver es la consigna
De todo ser superior
No compite en el fragor
De la lucha que le asigna

El supremo creador.
Y viste con claro manto,
De alta poesía su canto
Por eso canta mejor.

Después no hay después

Después del día es la noche
Luego la nube es la lluvia
Cada minuto es derroche
Del cielo cuando diluvia.

Cada momento que pasa
Es tiempo de algarabía
Del momento que se amasa
Entre la noche y el día.

Un sueño crea otro sueño
Y el que espera desespera
Hágase del día dueño
No se fíe de cualquiera.

Sujeto a su propio esmero
No hay ni antes ni después
Para quien sabe primero
Andar con sus propios pies.

En sucesión infinita
Los momentos de la mente
Cortan vida y hacen cita
En el mar de lo consciente.


No esperes nada paisano
No hay ni antes ni después
Vive el presente más sano
Quien lo vive de una vez.

La paz del niño

a Alicia de La Paz

Es el cariño de Alicia
Que hoy reúne corazones
Por​ la niñez las canciones
poesía manjar ¡que delicia!

Dice al mundo la primicia
Canta el hombre voz de niño
Y habla con todo cariño
Que el amor se haga noticia.

Un mundo que se desquicia
otro mundo, el nuevo niño
Y el futuro que escudriño
Espera la Paz de Alicia.


En su caballo prolijo

En su caballo prolijo

Valentín puleri Campos

anda encendiendo los lampos
Bajo el sol de un cielo fijo.
Valentía sobre los cascos
Trota ecuestre y rueda el mundo
Sobre lomo vagabundo
Y prevenido de atascos
Hace su grito de alerta
Para el que yace dormido
O el que juega distraído
Para aquel que no despierta.
Suave sujeta la rienda

con su mano más precisa
y su alta frente divisa
los escollos de la senda.
No hay peligro compañero
Con amigos como él
Hombre bueno y pingo fiel
Señalando derrotero.
No se lo puede juzgar

por el brillo de una foto
Su alma carga Verbo ignoto
Que nos invita a Cantar.
La casa es Blanca y la orilla
Tiene de un sueño el color.
Tanto cabalga el amor
Sobre colorada silla.
Es Poeta y es cantor
Escondiendo con su pucho,
También ha sufrido mucho,
Lo que calla el traductor.
Buen amigo en Uruguay
Sigues haciendo la historia
Y el río de la memoria
Hace verso con lo que hay.
desde el aire lo saludo
Desde el agua y de la tierra
Con fuego que el verbo encierra
El cantar del grillo mudo.
Sencillo el decir en crudo
Como hace naturaleza
Y en los hombres la nobleza
Del mirar franco y agudo.
Rápidamente aparece
Por la magia de la red
Fumando con una sed
Que en cada pitada crece.
Y sigue con claro rumbo

mirando el giro que da
Mientras el público está
Viendo su triunfo rotundo.

Catorce versos

En el hueco menudo de una mano
La verdad, yace junto a la mentira.
Monedas de un mundo que delira
Niegan pan a la boca del hermano.


Si se cierra la mano ya es el puño.
Si por manos de Dios se hizo todo
Que se abra la mano y de ese modo
viva libre la luz que en verbo Acuño.

No digas entonces qué estás triste
recuerda ese día en que tuviste
liberación de ser sin comprar nada

Y saca a relucir lo que escondiste
El tesoro sagrado que no diste
A la vida que es prenda enamorada.


Ilusión y espera

Si, algo pide el espejo
De una valiente mirada.
No seas ladrón siembra un rosal.
Desecha el reloj,

ese qué heredaste

siembra con esmero
una semilla de Roble
no te sientes a esperar
de tanto en tanto refrescante
con su sombra.
Sí rememoras sin memoria... florecerás
¿la sombra... me preguntas?
ahora la estás creando
de ilusión y espera.


Formulario de Acceso


Síguenos en...




¿Quién está en línea?

Tenemos 16 invitados conectado(s)

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy219
mod_vvisit_counterAyer538
mod_vvisit_counterEsta semana2911
mod_vvisit_counterEste mes14513
mod_vvisit_counterHasta la fecha757472

  • AlasCUBA
  • Revista la Alcazaba
  • Azurina
  • Cinosargo
  • Cuba Literaria
  • Cubarte
  • EcuRed
  • El Caimán Barbudo
  • Haciendo Almas
  • Il Convivio
  • La Jiribilla
  • Lettres de Cuba
  • Museo Nacional de Bellas Artes
  • Palabras Diversas
  • Poetas del Mundo
  • Red Mundial de Escritores en Español
  • Revista de Cine cubano
  • Unión de Escritores y Artistas de Cuba
  • Teatro de los Elementos
  • Revista Digital Guaitiní, Miami