Get Adobe Flash player
Página de Inicio Autopista sur Obra Literaria de Sandra Margarita Busto Marín Cienfuegos baila danzón

Cienfuegos baila danzón

Por Sandra M. Busto

El danzón, género creado por Miguel Faílde a finales del siglo XIX en Matanzas, se extendió rápidamente por todos los clubes y sociedades culturales de la isla de Cuba. En Cienfuegos llega para quedarse, no solo en sus más prestigiosos salones de baile, sino dentro de su patrimonio musical.  Se puede constatar la importancia que ha tenido este en la vida social y cultural cienfueguera; principalmente a través de agrupaciones, compositores  e intérpretes que han sido referentes obligatorios en su tradición y estilos de interpretación. Ir tras los pasos del danzón precisa de un recorrido por el quehacer musical sureño y en específico por un género que es un capítulo importante en la memoria histórica y musical de esta ciudad de mar que sigue bailando y defendiéndolo.

Es un género heredero de la contradanza, la danza y de toda la mezcla de ritmos y sonoridades que se abren paso en la Isla desde la Colonia. Durante su proceso evolutivo introduce nuevas fórmulas rítmicas dentro de los compases correspondientes al montuno y da lugar ya en el siglo XX al chachachá, al danzonete y al mambo, géneros que marcaron pautas importantes en nuestra música. Comienza a interpretarse en las Orquestas Típicas o de viento que estaban integradas por cornetín en la, un trombón de pistones o cilindro en do, un bombardino en do, un figle en do, dos clarinetes en do, dos o más violines, un contrabajo, un güiro, un par de timbales o pailas criollas y luego en las charangas francesas, que estaban principalmente constituidas por una flauta (de madera de cinco llaves), dos violines, piano, contrabajo, timbal criollo y güiro. En algunos casos se les añadió un violoncelo o una viola y cantantes. Van a ser precisamente las charangas las que van a llevar este género a los grandes escenarios de Cuba y del mundo. Son innumerables los músicos que se han destacado en la interpretación de danzones en Cuba. Muchos arreglos pertenecientes a este género incluyen fragmentos de óperas y música de concierto en general. Algo bien significativo del danzón, es que toda esta interacción de factores estéticos, tímbricos, sociales y culturales que confluyen en él, derivan en un indiscutible sello de cubanidad.

El danzón es un símbolo sonoro de Cuba que representa su historia, su música, su cultura y su tradición. Sin embargo, para muchos jóvenes ya es algo del pasado, mientras que unos pocos lo siguen defendiendo y continúan desde las peñas manteniendo esta fuente de identidad viva, con todos los esfuerzos necesarios para que prevalezca, que siga alumbrando con sus pasos la vida de tantos cubanos y bailadores de todas partes del mundo que aún encuentran en él razones para mantenerlo dentro de su preferencia y estilos de vida.

En Cienfuegos el danzón está presente en sus clubes o sociedades, que aún hoy se mantienen y continúan defendiendo nuestros bailes populares tradicionales. También las orquestas tipo charangas, que han marcado su historia indeleble dentro del patrimonio inmaterial de la Perla del Sur y aún hoy continúan en la salvaguarda de nuestro baile nacional.

El primer antecedente significativo dentro del movimiento del danzón en Cienfuegos aparece en la década del setenta del Siglo XlX, casi treinta años antes de que llegara el son a la provincia, en la década del diez del Siglo XX. Se encuentra estrechamente relacionado a la figura de Agustín Sánchez Planas (Cienfuegos 1860-1944), quien en sociedad con el notable músico Antonio Palmira organizó y dirigió una orquesta típica, que se mantuvo desde 1879 hasta 1910. Fue tal su éxito y demanda que se vio obligado a organizar una segunda agrupación que realizaba actividades paralelas.

No sería hasta cerca de la década del cuarenta del siglo XX cuando nacería la agrupación charanga francesa que defendió el género y lo llevó como un estandarte bien en alto no solo a nivel nacional, sino en las plazas de muchos países del mundo. Por lo que se puede afirmar con certeza que es la Orquesta Aragón la más conocida de las charangas nacidas en la sureña ciudad. Se funda en Cienfuegos el 30 de septiembre de 1939, bajo la dirección de Orestes Aragón Cantero (Cienfuegos, 1910-1962), quien además se desempeñó como contrabajista del formato. Primeramente se conoció con el nombre de Rítmica 39, que con el tiempo cambia para adoptar el de su director. La figura cardinal de esta agrupación, su segundo líder y principal motor impulsor fue Rafael Lay Apesteguía (Cienfuegos, 1927-1982).

En la década del cuarenta continuarán apareciendo en Cienfuegos otras charangas que interpretaron danzones, chachachás, boleros, guarachas y sones, los géneros más populares de los salones de la época. Ellas son las orquestas: Sorpresa y Jóvenes Estrellas, que fueron formando músicos que luego se insertaron a nuevas agrupaciones.

Era la época de esplendor de las orquestas charangas en Cuba cuando se da un paso significativo en la historia cienfueguera a partir de que Efraín Loyola ̶ flautista fundador de la Aragón ̶ , luego de tomar la decisión de continuar su camino en otra dirección a la de la orquesta. Tal vez sin prevenir el futuro abre en su ciudad natal un capítulo diferente con la fundación de la Orquesta Loyola y su ritmo propio, en 1953, al posibilitar la permanencia dentro de la escena cienfueguera de una orquesta charanga que ha continuado defendiendo lo más autóctono de las tradiciones. De esta agrupación van a surgir tanto músicos de notable calidad como otras agrupaciones, todas vinculadas al danzón y al quehacer del movimiento danzonero en la provincia. La primera la forma el mismo Loyola poco antes del Triunfo de la Revolución, para asumir diferentes contratos de trabajo y la nombró Orquesta Selecta Loyola. Paralelo a estas dos orquestas (1959) varios de los integrantes de su agrupación se van para formar otra charanga, la Revelación. Va a estar integrada por músicos de alta calidad, muchos de ellos provenientes de la Loyola y de otras agrupaciones. Su director fue Felito Molina Marín.

En 1962 se da otro desprendimiento y se forma la Universal de Vives, que va a tener una corta duración: años y algunos meses. Estuvo dirigida por Cándido (Candelario) Vives. En el año 1981 ocurre el último desprendimiento cuando se funda, también con parte de los músicos de la Loyola,  la Charanga Festival. Alberto Soria ocupa la función de director de la agrupación en 1996, y se mantiene en esta función hasta la actualidad. Posee un amplio repertorio danzonero.

Dentro de todas estas agrupaciones hay que destacar también a la Charanga Cienfueguera. Se funda bajo la dirección del destacado violinista Silvio Duquesne, que venía ya de dirigir la Orquesta Loyola, junto al maestro Efraín. Es bajo la batuta de Iván García se le cambia el nombre por el de Revelación, en homenaje a la antigua orquesta y a Felito Molina, justo después de grabar un disco en homenaje a este importante compositor cienfueguero. Se mantiene actualmente activa. Posee un formato de charanga ampliada con la incorporación de los trombones. Su director actual es el flautista René Beltrán, hijo de Orlando Beltrán.

A Iván García se le debe también su labor al frente de la agrupación Los Aragoncitos. Bastión que nutrió a la provincia de jóvenes intérpretes, muchos de los cuales son hoy los continuadores también del legado de su ciudad y ya adultos se han vinculado a las actuales agrupaciones danzoneras de la provincia.

La Orquesta de Efraín Loyola, hoy al frente de Francisco Thompson, continúa ofreciendo su música en vivo tanto en el Salón Minerva, como en varios municipios de Cienfuegos. A lo que se suman la Charanga Festival, bajo la batuta de Alberto Soria; la Charanga Cienfueguera (Revelación), con René Beltrán, y la Selección Latina, dirigida por Thompson también. Ellos, junto a los bailadores de los diferentes Clubes de Amigos del Danzón, defienden y mantienen viva una tradición, un legado y un patrimonio.

El danzón es uno de los géneros más difíciles de interpretar dentro de la música popular cubana. Hacerlo bien lleva un trabajo de búsqueda, de rescate histórico, de virtuosismo por parte de los instrumentistas, de conocer los diferentes estilos interpretativos de cada instrumento. Se ha trasmitido de generación en generación a través de familias y de Maestros de Juventudes que han enseñado el legado a sus discípulos. Pero son los discípulos los que deben ir a los maestros, escucharlos, aprender y perpetuar nuestra cultura. Cienfuegos cuenta con una cantera inigualable de talentosos músicos que han vivido para el danzón. Si la Habana y Matanzas tienen su festival de danzón, puedo afirmar, luego de todos estos estudios realizados, que con el apoyo de la Dirección de Cultura de Cienfuegos, con figuras como Alberto Soria, Francisco Thompson, Víctor Julio Sánchez y René Beltrán, así de como músicos herederos como José Loyola y Rafael Lay Bravo, bien pueden, unidos, devolverle el esplendor a una ciudad que continúa bailando el danzón.

Bibliografía

Casanella, Cué; Liliana, 2015. Orquesta Aragón, más allá de la música. La Habana, Ediciones Cidmuc.

Compilación. 1984. Cienfuegos en la música cubana. Cienfuegos, Dirección Municipal de Cultura.

Giro, Radamés, 2009. Diccionario enciclopédico de la música en Cuba. La Habana, Editorial Letras Cubanas.

Hernández, Ramírez; Giselda, 2004. Diccionario de la música villaclareña. Santa Clara, Ediciones Capiro.

Orovio, Helio. 1992. Diccionario de la música cubana. Biográfico y técnico (2da. Ed.). La Habana, Editorial Letras Cubanas.

Ramírez, Cabrera; Luís E., 2007. Flauta por flauta, conversación con Efraín Loyola. Cienfuegos, Ediciones Mecenas.

MATERIALES AUDIOVISUALES

Felito Molina: La sencillez de la grandeza, documental realizado por Rita Arbolaes, Perlavisión, 2010

CD: Atlas Etnográfico de Cuba, cultura popular tradicional. C.D. ISBN 959-7118-04-1 Centro de Antropología, Centro de Investigación de la Cultura Cubana “Juan Marinello”, Centro de informática y sistemas Aplicados a la Cultura, Artsof, Cubacel

FUENTES ORALES

Entrevistas realizadas por la autora durante el proceso de realización de este proyecto; además de comunicaciones personales, telefónicas y electrónicas a: Alberto Soria (director de la Charanga Festival), Francisco Thompson (director actual de la Orquesta de Efraín Loyola y su ritmo propio y de Selección Latina), Roquelino Ferrer (pianista jubilado, ex integrante de Jóvenes Estrellas, Orquesta de Efraín Loyola, Revelación y Charanga Cienfueguera), René Beltrán (Actual director de la Charanga Cienfueguera), Iván García (ex director de la Charanga Cienfueguera devenida bajo su batuta en Revelación y de Los Aragoncitos), Nancy Ferrer Puerto (presidenta del Circulo del Danzón en Cienfuegos), Adelfa Lozano (hermana de Rolando Lozano) y Víctor Julio Sánchez Rodríguez (ex flautista de la Aliamén, la Charanga Cienfueguera, la Charanga Festival y colaborador de la Orquesta de Efraín Loyola)

 


Formulario de Acceso


Síguenos en...




¿Quién está en línea?

Tenemos 91 invitados conectado(s)

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy217
mod_vvisit_counterAyer442
mod_vvisit_counterEsta semana659
mod_vvisit_counterEste mes14086
mod_vvisit_counterHasta la fecha941588

  • AlasCUBA
  • Revista la Alcazaba
  • Azurina
  • Cinosargo
  • Cuba Literaria
  • Cubarte
  • EcuRed
  • El Caimán Barbudo
  • Haciendo Almas
  • Il Convivio
  • La Jiribilla
  • Lettres de Cuba
  • Museo Nacional de Bellas Artes
  • Palabras Diversas
  • Poetas del Mundo
  • Red Mundial de Escritores en Español
  • Revista de Cine cubano
  • Unión de Escritores y Artistas de Cuba
  • Teatro de los Elementos
  • Revista Digital Guaitiní, Miami